El hotel del Coronado: Kate Morgan

El hotel del Coronado: Kate Morgan

Poca gente que acude a quedarse en éste hotel de cinco estrellas conoce a su especial huésped, un alma errante que vive aquí y que, según la historia, se trata del fantasma de Kate Morgan.

Kate Morgan se registró en el hotel durante unas fiestas en 1892 donde acabó muerta por un disparo, cinco días después, o sea, que el caso causó sensación en los periódicos locales y nacionales durante semanas y los titulares contemporáneos ponían nombre a aquél suceso como: el misterio de «la hermosa desconocida.»

Kate Morgan se encontraba viajando en  ferrocarril hacia San Diego con su marido Tom, desconociendo los detalles tan exactos de porque la pareja no se llevaba bien, en una discusión que tuvo lugar allí mismo sobre el hermano de Kate y los problemas de juego de su marido.

Al final, Tom acabaría bajándose en una estación anterior a la de su destino, pues algunos historiadores especulaban que ella estaba dispuesta a pedir el divorcio en cuanto llegara a San Diego.

Kate en la tarde del 24 de noviembrelego llegó al Hotel y pidió habitación registrándose pues con otro nombre, afirmando que  no se quedaría sola, que estaba esperando a su hermano que era doctor y que no tardaría en llegar para atenderla pues ella se encontraba enferma.

En los próximos días, el personal del hotel fue testigo de los fuertes dolores de cabeza de Kate que le pidió a un botones  vino, y más tarde, una copa de whisky en el bar.

Un lunes, día 28 se compró una pistola en la tienda de armas de Chick y regresó al hotel siendo la última vez que se la vería con vida, o sea, su cuerpo fue encontrado a la mañana siguiente por el electricista del hotel.

Su cuerpo, estaba tirado en las escaleras que conducen a la playa, con una pistola a su lado, y un agujero de bala en la sien derecha y el juez supuso que ella llevaba muerta por lo menos seis o siete horas.

En un libro de 1990 titulado «The Legend Of Kate Morgan», su autor cuenta la historia y nos habla de la teoría de que Morgan fue asesinada por su marido citando evidencias como la corrosión de la pistola que supuestamente, fue descubierta al lado de su cuerpo, y que la investigación oficial fue precipitada, la cual no dejó demasiadas pistas y preguntas sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Morgan, o sea, ¿Fue un asesinato o suicidio?.

En los últimos cinco días de su vida, Morgan se quedó en la habitación 302. Después de un siglo, tras su restauración y remodelación, la habitación ha sido designada como la número 3327. Y, desde entonces,según el personal del hotel, por lo general es reservado con meses o años de antelación por turistas curiosos, sobre todo cuando va llegando Halloween según los sucesos que han tenido lugar en aquella habitación.

Al parecer el fantasma de Kate decidió quedarse permanentemente en el Hotel del Coronado, tanto trabajadores como huéspedes han afirmado haber visto el espíritu de una dama muy elegantemente vestida, rondando por la playa y los pasillos del hotel, especialmente en el piso 3.

Así mismo, la habitación número 302, en la cual se hospedó Kate Morgan es considerada así una de las más embrujadas y los valientes que se atreven a quedarse allí afirman que nada más entrar se siente la presencia de una mujer donde además los objetos caen sin motivo aparente, la electricidad comienza a fallar, el frío se apodera de la habitación y una oscura figura fantasmal hala las sábanas de la cama.

Otro centro inesperado de extraña actividad es la tienda de regalos del hotel, o sea, el personal dijo que «las cosas empezaron a suceder cuando se empezó a vender mercancía sobre Marilyn Monroe  [Monroe se alojó en el hotel mientras trabajaba en el rodaje de – Con faldas ya lo loco-, filmada en 1958.]

Algúnos decían que cuando sucedieron estos hechos cada vez que alguien compraba así algo relacionado con la famosa actriz, podría haber sido obra de Kate mostrando celos cuando se dejó de prestar atención a su caso.

Como consecuencia de ello, los empleados de la tienda han visto volar de las estanterías libros y figuras, así como ver una sombra detrás del mostrador después de que el lugar se encontrara cerrado.

«Una brisa extraña acaricia el rostro de sus huéspedes en el Hotel del Coronado, un ruido fantasmal que se oye a lo lejos, la pálida figura de una joven camina así con un vestido de encaje negro de noche por la playa, cerca del hotel, o sea, se trata de Kate Morgan».

Fuente: http://cibercastillo.blogspot.com/2011/11/la-habitacion-302-kate-morgan.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.