Leyenda de la reina Ico

Leyenda de la reina Ico

La leyenda de la reina Ico gira en torno a su origen y al conflicto social que generó, ya que su madre era la reina de Lanzarote y, su padre, un colonizador castellano.

Cuenta la leyenda que llegaron a Lanzarote embarcaciones castellanas con intenciones colonizadoras al mando del capitán Martín Ruiz de Avendaño y en un primer momento, la tripulación no fue bien acogida por los habitantes de la isla pues presentían que su finalidad era la de ocupar la isla.

Sin embargo, los castellanos ofrecieron víveres y ofrendas, tales como queso, pieles y conchas y entonces ese ofrecimiento fue gratamente recibido por Zonzamas, rey de la isla. A cambio, él les ofreció alimento y cobijo. pues tras unos días de descanso, la tripulación volvió a embarcar rumbo a otras tierras.

Nueve meses después, la reina de Lanzarote y esposa de Zonzamas, Fayna, daría luz así a una niña de tez blanca, ojos azules y cabellos rubios llamada Ico.

La diferencia racial respecto a sus progenitores provocó innumerables e incesantes rumores en toda la isla, o sea, era evidente que el padre biológico de Ico era el capitán Martín Ruiz de Avendaño.

Los años fueron pasando y, tras la muerte de Zonzamas y Fayna, el trono fue ocupado por el hermano de Ico, Timanfaya, a quien le esperaba un terrible destino, o sea, llegarían nuevas embarcaciones castellanas a Lanzarote y, esta vez, con la intención de llevarse a los habitantes como esclavos entre los que también se encontraba Timanfaya.

Mientras tanto, Ico por tradición, contrajo matrimonio con uno de los nobles de la isla, Guanareme y tras el rapto de Timanfaya, alguien debía ocupar su lugar en el trono y ese deber le correspondía entonces a Guanareme.

No obstante, eso significaba que Ico fuera proclamada reina provocando un conflicto entre el pueblo y así solicitaron que Ico pasara una prueba que demostrara su origen real, o sea, si era así hija de Zonzamas, la pasaría con éxito y, en caso contrario, no sería merecedora de ocupar el trono junto a Guanareme.

Dicha prueba consistía en encerrarla en una cueva acompañada de tres mujeres más pues luego resulta el hecho de que en la entrada, quemarían ramas para originar humo que se filtraría al interior impidiéndoles la respiración y tras un prolongado periodo de tiempo, el pueblo abriría entonces la cueva y, si esta había sobrevivido, pensarían que era hija biológica de Zonzamas y la aceptarían como reina.

Antes de entrar, Uga, la que había sido la comadrona de la reina Fayna, le proporcionó pues entonces una esponja mojada en agua para que se la colocara en la boca mientras estuviera en la cueva y así el poder restringir la entrada de humo.

Ico siguió su consejo y, tras la prueba, cuando el pueblo abrió la cueva, resulta que ella había sido la única superviviente y tras ello, fue coronada reina de la isla y nunca nadie volvió a dudar de su origen.

Fuente: https://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/wiki/index.php?title=Leyenda_de_la_reina_Ico

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.