Los misterios de la cueva Royston

Los misterios de la cueva Royston

La cueva de Royston sigue siendo uno de los lugares más misteriosos de Gran Bretaña, o sea, la pequeña ciudad de Royston se encuentra entre Londres y Cambridge, en Hertfordshire.

La cueva de Royston sigue considerándose un misterio de la historia, o sea, ¿Para qué se usaba, quién lo utilizaba, por qué aquí en concreto y qué significan las numerosas figuras talladas en la piedra arenisca?

La cueva de Royston fue descubierta en agosto de 1742 por un trabajador local en la pequeña ciudad de Royston mientras cavaba hoyos para construir una base para un nuevo banco en un mercado, o sea, pues encontró una piedra de molino mientras cavaba, y cuando cavó para sacarla, encontró el pozo que resulta que conducía a una cueva hecha por el hombre, medio llena de tierra y rocas.

En el momento del descubrimiento, se hicieron esfuerzos para eliminar la tierra y las rocas que llenaban la cueva artificial, que posteriormente se descartó, pues algunos incluso creían que el tesoro se encontraría dentro de la cueva de Royston y lo único que descubrieron fueron esculturas y tallas muy extrañas.

Ubicada debajo del cruce de Ermine Street e Icknield Way, la cueva en sí es una cámara artificial tallada en un lecho de roca caliza, que mide aproximadamente 7.7 metros de alto y 5.2 metros de diámetro y en la base, la cueva es un escalón octogonal elevado, que muchos creen que se usaba para arrodillarse o para rezar.

A lo largo de la parte inferior de la pared, hay tallas inusuales, o sea, los expertos creen que estas tallas en relieve originalmente estaban coloreadas, aunque debido al paso del tiempo solo quedan visibles así muy pequeños rastros de color.

Las imágenes talladas en relieve son en su mayoría religiosas y representan a Santa Catalina, la Sagrada Familia, la Crucifixión, San Lorenzo sosteniendo la parrilla en la que fue martirizado y una figura que sostiene una espada que podría ser San Jorge o San Miguel. Los agujeros ubicados debajo de las tallas parecen haber contenido velas o lámparas que habrían encendido las tallas y esculturas.

La teoría más popular es la de los Caballeros Templarios, o sea, los templarios tenían una base en Baldock, a unos 12 kilómetros de Royston, pues visitaban a menudo Royston para vender entonces mercancías en el mercado y por tanto, es posible que los templarios usaran la cueva como claro lugar secreto de culto y almacenamiento.

Otra teoría considera la cueva como una de las primeras logias de los francmasones en Inglaterra, o sea, la tesis se basa en la conexión entre Jaime I, rey de Inglaterra y Escocia, y la masonería.

Como Jaime poseía un castillo en Royston y visitaba regularmente la ciudad para cazar, esta teoría supone que el rey usaba la cueva de Royston para así practicar la masonería lejos de las miradas indiscretas de su corte.

La tercera teoría interpreta la cueva como el retiro de un ermitaño, o sea, a principios de la Edad Media, era habitual construir ermitas a lo largo de los caminos y el principio religioso de la soledad era como el modelo de negocio inteligente.

Los viajeros pagaban al ermitaño para que rezara por su seguridad. ¿Quizás se añadió un grabado a la oración cuando se donó una determinada cantidad de dinero? y de ser así, entonces esto podría explicar las innumerables figuras pequeñas de la cueva.

La teoría número cuatro considera la cueva como la capilla privada de Lady Roisia, de cuyo nombre vrmos que probablemente deriva el nombre de la ciudad de Royston., o sea, era pues la esposa del mayordomo de Guillermo el Conquistador y poseía extensas tierras en la zona.

Se cree que Lady Roisia hizo erigir una cruz de piedra en el cruce de Royston y usó la cueva como capilla privada, pues la importancia de esta encrucijada está bien atestiguada, o sea, aquí confluyen el Camino de Icknield, un sendero histórico que recorre la costa de creta del sur de Inglaterra, desde Norfolk hasta Wiltshire, y Ermine Street, una calzada romana que originalmente conducía de Londres a York.

La teoría número cinco nos lleva al mundo de la investigación laica, o sea, los esotéricos afirman que la cueva se encuentra en la intersección de dos líneas ley y que estos hitos en línea recta conectan lugares de culto prehistóricos, menhires, fuentes sagradas o iglesias, pues una de estas líneas de poder espiritual, la Línea de Miguel, atraviesa Royston y pasa también por Stonehenge y Avebury.

Hasta la fecha, ninguna de las teorías ha logrado establecerse, o sea, resulta que demasiadas cosas son contradictorias y no encajan en el tiempo, ya que aparte de los grabados en la roca, en la cueva no hay material comparativo que pueda ayudar a la clasificación histórica.

Fuente: https://es.tellerrandstories.de/royston-cave-england-uk

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.