Las historias paranormales en la Casa de la Misericordia de Valencia

Las historias paranormales en la Casa de la Misericordia de Valencia

Lo llamaban “El Paradís”, pero poco tenía que ver con jardines de ensueño y grandes festines, o sea, era el apelativo irónico con el que se denominaba en los años sesenta a la antigua Casa Hospicio de Pobres de Nuestra Señora de la Misericordia, que hoy alberga la sede en València de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y un instituto de Enseñanza de Secundaria.

Este recinto albergó cerca de mil niños necesitados durante la posguerra y entre los alumnos todavía está muy presente el oscuro pasado de este amplio complejo arquitectónico, o sea, que relata la presencia de castigos ejemplares, fatales epidemias de gripe y muertes de niños en extrañas circunstancias

Todos estos hechos escalofriantes podrían explicar los episodios que han vivido entonces algunos de los trabajadores del centro como los vigilantes de seguridad y las empleadas de limpieza que afirman haber sido testigos de situaciones paranormales como luces que se encienden y se apagan solas, cuadros que se caen al suelo de repente, ruidos extraños sin razón aparente, llantos de un niño… Incluso una mujer vio una vez a un muchacho en una de las ventanas del centro.

En una ocasión, un guardia de seguridad durante su jornada nocturna de trabajo en el centro, perdió las llaves de su coche, y como no lograba encontrarlas por ninguna parte decidió llamar a su mujer para que le trajera el juego de repuesto.

Cuando la mujer llegó a la Casa de la Misericordia vio pues a un niño que le estaba saludando desde una ventana que estaba situada en el tercer piso, o sea, justo desde la ventana desde la que se precipitó un niño años atrás.

La mujer, evidentemente, desconocía esta historia, y cuando fue a entregarle las llaves a su esposo, resulta que le advirtió de que todavía quedaba un alumno dentro del centro, y le contó lo que acababa de ver.

Sin embargo, el guardia de seguridad aseguró a su mujer que lo que le estaba contando no era posible, ya que en el centro no quedaba nadie a esas horas de la madrugada.

No obstante, este no ha sido el único episodio paranormal que ha ocurrido en la Casa de la Misericordia, pues en otra ocasión, otro guardia de seguridad del centro aseguró que fue testigo de cómo caía pues un cuadro al suelo de repente.

No existe ningún tipo de explicación, ya que el vigilante de seguridad asegura que no había entonces así ninguna corriente de aire que pudiera haber provocado la caída del cuadro, y que, además, cuando así se acercó, pudo ver cómo la alcayata que lo sustentaba estaba perfectamente en su sitio.

Fuente: https://www.levante-emv.com/sociedad/2023/10/28/historias-paranormales-casa-misericordia-valencia-77792254.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.