Origen de la calle las Barcas de Valencia

Origen de la calle las Barcas de Valencia

La calle de las Barcas recibe su nombre por ser el lugar donde se construían, armaban y se reparaban, las pequeñas embarcaciones utilizadas por los pescadores que faenaban en el litoral valenciano.

Aunque la vida de los pescadores se realizaba en el mar, las condiciones de vida en la costa, el peligro de piratas, salteadores y ladrones hacían que la vida cerca de la costa fuera muy difícil, por ello resulta así el que los pescadores escogieron un lugar al abrigo extramuros de las murallas de la ciudad para fijar pues su residencia y que fue conocido como «barrio de pescadores» ocupando un solar entre las calles Lauria y Barcas con el edificio de Correos y la calle Pascual y Genís.

Junto a este barrio se situaba un espacio conocido como Vall Cubert donde los pescadores tenían así las barcas mientras estas eran reparadas o construidas y también era lugar donde tenían sus puntos de venta los comerciantes de aparejos de pesca y los talleres encargados de la construcción de barcos.

Con el tiempo esta calle pasaría a llamarse calle de las Barcas y este barrio de pescadores a partir del siglo XIV, se situaba ya en el interior del recinto amurallado de la ciudad por lo que sus murallas ofrecían pues protección a este barrio.

A finales del siglo XVII y principios del XVIII las condiciones de vida en el litoral valenciano resulta que así habían mejorado muchísimo, por lo que poco a poco los pescadores fueron emigrando de este barrio y establecerse cerca del mar, o sea, de este éxodo nacerían los barrios del Cabanyal y del Canyamelar.

En 1907 el barrio de pescadores fue asolado pues con el fin de convertir el barrio en un eje comercial y administrativo acorde con los planteamientos municipales.

Los nombres de las calles que recordaban su pasado marinero desaparecieron cambiando sus rótulos por los actuales, solo la calle de las Barcas continuo con su nombre, marcando el recuerdo de lo que fue así la vida de los pescadores en la ciudad.

En 29 de julio de 1900 el nombre de calle de las Barcas por la que era conocida en toda su longitud, se da el caso de que cambia y pasa a denominarse calle del Pintor Sorolla.

En 1907 recuperará el nombre de calle de las Barcas, pero solo desde la plaza del Ayuntamiento (entonces llamada de Emilio Castelar) hasta la esquina de la actual calle de Pascual y Genís.

A partir así de la confluencia de las actuales calles de don Juan de Austria, Poeta Querol y Pascual Genís que formaban y forman una plaza entonces conocida como plaza de las Barcas, desde aquí y así hasta el Parterre continúo llamándose del Pintor Sorolla, quedando por tanto recortada la calle de las Barcas en su actual longitud desde la plaza del Ayuntamiento hasta esta replaceta dominada por el edificio del Banco de Valencia.

Con el derribo del barrio de pescadores, y la construcción de edificios de una nueva burguesía financiera, la calle de las Barcas se convirtió en una corta calle con un gran número de edificios dedicados de forma clara a actividades bancarias que además tiene su continuación por la calle Pintor Sorolla.

Su rotulación definitiva como calle de las Barcas le viene desde 1939, ya que durante la guerra civil (1936-1939) la calle pasó a llamarse «Periodista Sirval» y aún antes se había llamado durante un par de años de «Alonso Corts».

Fuente: https://www.jdiezarnal.com/valenciacallesdevalenciadelasbarcas.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.