La leyenda de la Calle Tentenecio (Salamanca)

La leyenda de la Calle Tentenecio (Salamanca)

La calle de Tentenecio es uno de los lugares más representativos de la ciudad de Salamanca, o sea, esta empinada cuesta, conduce desde la Catedral Vieja hasta la Ribera del río Tormes y el Puente Romano. 

En su entrada más elevada, parte de la Puerta de Los Carros del Claustro de la Catedral Vieja; y así en su parte inferior acaba con la Puerta del Río de la Cerca Vieja, ahora ya desaparecida.

La leyenda cuenta el milagroso amansamiento de un toro bravo que se escapó del mercado de ganados que estaba teniendo lugar en Salamanca, o sea, el animal, consiguió sembrar el pánico por las calles de la ciudad y es entonces cuando llegó a la que era conocida como Calle de Santa Catalina.

En ese instante, el animal estaba a punto de embestir a una madre con su hijo y según cuenta la leyenda, es cuando interviene San Juan de Sahagún (siglo XVII), actual patrón de Salamanca que se enfrenta así al toro poniéndole la mano en la cabeza, mientras le decía lo siguiente: “Tente necio”.

Tras estas palabras el toro de detuvo de inmediato y es a causa de ello, que la calle cambiaría su nombre en recuerdo de las palabras del San Juan de Sahagún.

Fuente: https://hotelhelmantico.com/leyendas-de-salamanca-la-calle-tentenecio/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.