La leyenda del Carbunclo

Cuentan que el Carbunclo nunca cierra los ojos y aguardará así el regreso de los que fueron humillados…