Leyenda de la plaza Conde de Priego

Leyenda de la plaza Conde de Priego

Cuenta la leyenda que en una antigua casa palaciega que existía en la Plaza Conde de Priego, frente a la iglesia de Santa Marina, vivia en 1449, Don Fernan Alfonso de Córdoba con su adorable esposa Doña Beatriz de Hinestrosa que mantenia un ardiente romance con el primo de su esposo, Jorge de Córdoba.

Le llegan a Don Fernan rumores de este idilio, y para confirmar sus sospechas dispuso todas las cosas como para ir de caza, y con su fiel criado Rodrigo se marchó asegurando que no volveria hasta pasada una semana

Como consecuencia de ello, su esposa Doña Beatriz y su amante Jorge de Córdoba se reunieron en el palacio aprovechando entonces la ausencia de Don Fernan.

De repente y por sorpresa, volvio Don Fernan y entonces sorprendio a su esposa con su prima Don Jorge de Córdoba, lo que desató su sed de venganza y no dejo titere con cabeza.

Mato al amante Jorge, a otro primo suyo, Fernando que se entendía con una doncella a la que también mato, a la criada que no le habia advertido de lo que pasaba en su casa, incluso mató a su loro, que así pudiendo hablar tampoco le avisó.

Tras llevar a cabo todo esto, le permitio a su esposa confesarse con un sacerdote de la vecina iglesia de Santa Marina y después le hundió una daga en el pecho.

Una vez vengada su honra mancillada le pidió perdon al rey, que se lo concedió a cambio de servirle en la guerra contra los moros de Granada y esta historia inspiró a Lope de Vega su obra «Los comendadores de Cordoba»

Fuente: http://cordobaencrucijadadeculturas.blogspot.com/2010/06/leyenda-de-la-plaza-conde-de-priego.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *