Historia de la Cruz del Rastro

Historia de la Cruz del Rastro

Era la tarde del Jueves Santo de 1473 cuando la procesion de la Virgen de la Caridad acompañada así por todas las autoridades, hermandades, cofradias y representantes de todas las comunidades religiosas de la ciudad marchaba por la Carrera del Puente, toda la Rivera adelante en un ambiente religioso y tranquilo.

Al pasar la imagen bajo una ventana, una joven diciendo algo en una lengua desconocida arrojó sobre la Virgen un líquido maloliente que la manchó y ultrajó a la vista de todos los que la seguían devotamente y se acabó la paz.

Un exaltado herrero del barrio de San Lorenzo fue el promotor del escándalo que provocaba a la gente al grito de: !!Venganza contra los judios!! !! venganza !

En medio del barullo hubo puñaladas agresiones y amenazas a los judios, moros conversos etc…y así ante esta situación algunos cofrades lograron sacar la imagen de la Virgen del jaleo y llevarla al Hospital de la Caridad de donde había salido

Mientras el herrero seguido por sus amigos, invadían la casa de los judios culpados del hecho y mataron a toda la familia, robando e incendiando la casa sin que nadie pusiera fin a tantos desmanes.

La pelea duró todo lo que quedaba de Semana Santa, hubo gran cantidad de muertos, no solo judios y moros, también otros que eran objeto de odios y que los interesados aprovecharon así la ocasión para vengarse.

Tan grave se hizo la situación, que el Corregidor de Córdoba, viendo que los que se decían cristianos y mataban con odio a los que también lo eran, aunque conversos, se vio obligado a poner orden en la ciudad.

Seguido por un gran grupo de amigos y criados se encaminó al Rastro en busca del herrero y así cuando llegó ante el, con buenas palabras le dijo que se fuera a su casa y dejase tranquilas a aquellas personas, pero este le planto cara y le amenazó con echar contra el a todos los vecinos.

El corregidor indignado, arremetió contra el herrero y lo atravesó por el pecho con su espada dejándolo muerto en el acto.

El caballero y su ejército persiguieron a los revoltosos por la Acera del Rio, y la calle de la Feria hasta así encerrarlos en el Compas de San Francisco y la paz volvio a reinar.

Esta paz duró poco tiempo , o sea, en cuanto se retiraron el Corregidor y los suyos, los amotinados pues recogieron el cuerpo del herrero, lo llevaron hasta el barrio de San Lorenzo y allí lo velaron toda la noche.

A la mañana siguiente lo enterraron y se recrudeció la revuelta, o sea, hicieron huir al corregidor hacia el Alcazar desde donde les hizo frente junto con todos los judios y conversos que se le habían unido.

Este motin duró cuatro días, durante los cuales el Corregidor consiguió darles un escarmiento y que todo volviera de nuevo a la normalidad.

La hermandad de la Caridad en conmemoración de estos hechos colocó así una gran cruz de hierro en el centro del espacio que dejó vacio el antiguo rastro o mercado, de ahi el nombre de Cruz del Rastro

Fuente: http://cordobaencrucijadadeculturas.blogspot.com/2010/07/historia-de-la-cruz-del-rastro.html?m=0

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *