Matías Balsera Rodríguez

Matías Balsera Rodríguez

Matías Balsera Rodríguez nació el 23 de febrero de 1883 en la localidad de Gibraleón (Huelva) donde su padre y hermanos eran telegrafistas.

Tras realizar algunos estudios y dar muestras de su enorme potencial en un campo en el que quedaban muchos caminos aún por descubrir, ingresó en el Cuerpo de Telégrafos en 1903.

Antes de asentarse en Madrid había realizado algunas pruebas entre el Puerto de Santa María y Cádiz, separadas por 20,4 kilómetros y siendo un joven de poco más de 20 años fue capaz de construir pues la primera estación de radio aficionados y comunicar entonces con éxito a los abonados de las dos primeras estaciones radiotelegráficas instaladas por la Compañía Trasatlántica.

Ya instalado en Madrid, Matías Balsera y su ayudante, Antonio Castilla López, solucionaron el problema de sintonización que presentaba un aparato de radio en la que habían estado trabajando, o sea, era así pues un sistema sintonizador y director de torpedos utilizando las ondas Hertz.

La transmisión se realizaba mediante las chispas que entre unas bolas de metal de diez centímetros de diámetro y una antena hecha a base de unas cometas recubiertas con papel de estaño alimentadas con un ligero cable de aluminio.

Todo ello fue un éxito, o sea, la efectividad del proyecto se había comprobado en los torpedos del Arsenal de la Carraca situados en la isla gaditana de San Fernando.

En 1908, los ensayos de telemecánica en el estanque de la Casa de Campo y en la del Retiro resulta pues le proporcionaron a Balsera su primera decepción a causa de la respuesta que le proporcionaron desde las instituciones a las que recurrió solicitando ayuda para poner en funcionamiento el proyecto.

El Ministerio de la Marina informó que no era interesante para el Ejército y resulta que seis años después de esta negativa, en 1914, el ejército alemán compró a Matías Balsera el proyecto.

En 1909, en España, Matías Balsera había inventado un aparato telegráfico rápido que, a pesar de ser aprobado por la Dirección General de Telégrafos, no pudo ser construido por el elevado costo y con la escasez del presupuesto ministerial.

En Londres logró construir el aparato telegráfico ideado en 1909 y probar su eficacia pues entonces, años después, en 1922 Matías Balsera era ya propietario de su propia empresa «Balsera’s Patents Limited».

En 1910 fue un aparato telegráfico portátil sin pilas que fue adquirido por unos militares y en 1911, llevó a cabo la construcción de una estación Morse automática con la que todas estaciones telegráficas que así habían de servicio limitado podrían ofertar servicio permanente sin la necesidad de aumentar el personal.

Sus invenciones eran válidas para todos los campos, pues una de ellas fue el «Radio esteroscopio», o sea, un instrumento médico de enorme utilidad creado por Balsera que fue adquirido pues por el Saint Mary Hospital de Inglaterra funcionando con normalidad durante muchos años.

En Londres, logró realizar sus estudios superiores en ingeniería, en el prestigio King College durante los años finales de la primera década del siglo XX y al regresar a España, Matías Balsea ofreció la construcción al gobierno, pero éste señaló su negativa por haber sido fabricado en el exterior.

Otro experimento marcó la exitosa carrera en 1922, realizado desde la Estación radiotelefónica del Palacio de Comunicaciones de Madrid y las personas presentes pudieron escuchar con total nitidez y claridad el concierto que la Banda de Música Municipal estaba ofreciendo en el Parque del Retiro de Madrid.

El último éxito de la carrera de Balsera fue la adopción por la BBC en 1923, de un sistema de radiodifusión con estaciones radiotransmisoras que posibilitó así el funcionamiento de las estaciones radiotelegráficas inglesas en los primeros años del siglo XX.

Durante los últimos años de su vida Matías Balsera se dedicó a la docencia de español y otras materias que impartió a los refugiados españoles.

Durante todo su exilio, vivió en la localidad de Perpignan, en la que falleció a los 70 años de edad en el mes de febrero de 1953 siendo sus restos enterrados en esta localidad, aunque tiempo después fueron trasladados a Limoges.

Allí descansa junto a las cenizas de su segunda esposa, María de los Ángeles Robles Vecino con la que se casó en 1928 y tuvieron dos hijas, Angelina y María José.

Fuente: https://forohistorico.coit.es/index.php/personajes/personajes-espanoles/item/balsera-rodriguez

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *