Laurens Hammond

Laurens Hammond

Laurens Hammond, nacido en Evanston, Illinois, pues mostró sus grandes proezas técnicas desde edades tempranas y su padre, William, se suicidó en 1898, probablemente debido a las presiones de llevar pues adelante el Primer Banco Nacional del cual fue fundador.

Tras la muerte de su marido, Idea, que era un artista de comercio, se trasladó a Francia con Laurens para seguir sus estudios y fue aquí donde Laurens comenzó a desarrollar varias de sus primeras invenciones.

Cuando su familia retornó a Evanston, Laurens, que en esa época tenía 14 años hablaba el francés y el alemán tan bien como su lengua nativa el inglés, pues para esa época ya había diseñado un sistema de transmisión automática para automóvil, que a sugerencia de su madre, mandó su diseño a ingenieros del fabricante de automóviles Renault, pero fue rechazado.

Laurens estudió ingeniería mecánica en la Universidad Cornell, fue miembro así de la fraternidad Delta Upsilon y se graduó con notas honoríficas en 1916.

Para esta época sus pensamientos estaban principalmente enfocados en la ya desatada Primera Guerra Mundial y Laurence hizo su contribución a la guerra sirviendo entonces así en la Fuerza Expedicionaria Americana en Francia.

Luego se mudó a Detroit, en donde tuvo la suerte de poder ocupar el puesto de jefe de ingenieros de la Compañía Gray Motor, un fabricante de motores marítimos.

En 1920, inventó un reloj con calendario incluido, o sea, esta invención supuso para Laurens el suficiente dinero como para dejar la compañía Gray Motor y alquilar su propio espacio de trabajo en la ciudad de Nueva York.

Por tanto, más tarde pudo desarrollar el motor eléctrico síncrono que usaría más adelante como base de la fabricación de sus relojes eléctricos y que en última instancia desembocaría en la invención del órgano basado en ruedas fónicas.

En 1922, inventó el sistema Teleview (películas animadas estereográficas) que constaba en unas lentes especiales para los espectadores y un filme en 3-D.

Se realizó una producción cinematográfica especialmente para este sistema llamada Radio-Mania ese año y entonces Hammond tuvo buenas críticas pero los problemas económicos al instalar una maquinaria tan cara dentro de un cine mataron prematuramente el éxito del proyecto.

Hammond no era un músico aunque conocía a fondo las artes musicales y gracias a ello, tuvo la brillante idea de aplicar alguna de sus invenciones anteriores en este campo para traerle a las masas una forma más sofisticada de hacer música.

Fue así que en 1933 centró su atención en el desarrollo de un órgano electrónico, o sea, que compró un piano usado y procedió a sacarle todo menos aquellas partes relacionadas con el teclado.

Usando el teclado del piano como controlador pudo experimentar métodos para generar sonidos hasta que encontró lo que buscaba: el generador de rueda sónica.

La asistente de tesorería de la compañía, W. L. Lahey, era entonces organista en la Iglesia Episcopal de San Christopher, pues Laurens le pedía su opinión así sobre el tipo y calidad del sonido generado por el nuevo instrumento.

Con la experiencia en ingeniería y manufactura que ya contaba, Laurens logró enviar a producción pues un diseño de muy buena calidad y el gran número de órganos Hammond que todavía hoy siguen pues funcionando regularmente es un testimonio de la buena calidad del diseño y ejecución originales.

Laurens patentó el invento el 19 de febrero de 1934, pues entonces el desempleo era un gran problema debido a la Gran Depresión y con esto en mente los agentes de patentes se apresuraron a garantizar la aplicación de Hammonds con la esperanza de crear nuevas oportunidades de trabajo en esta área.

Laurens Hammond dejó su cargo de presidente de su compañía en 1955 para tener más tiempo para investigar y desarrollar nuevas ideas y el 12 de febrero de 1960, a la edad de 65 años se retiró, o sea, que para ese entonces, en 1960, dejó 90 patentes y dejaría 20 más antes de morir.

Para la época en que murió Laurens había 31 fabricantes de órganos eléctricos, número que más tarde así se incrementaría pasados los años 70, dada la demanda de órganos eléctricos de fácil ejecución para el hogar.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Laurens_Hammond

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *