Sam, el gato que sobrevivió a 3 naufragios

Sam, el gato que sobrevivió a 3 naufragios

La increíble historia del gato Sam de color blanco y negro lo llevó no solo a andar en terrenos en los que es difícil ver a un felino, sino a recibir el poderoso apodo de “El insumergible Sam”, era d eorigen alemán y sirvió en la segunda guerra mundial para ambos bandos.

El imponente acorazado “Bismarck” tenía previsto un destino de grandezas para el lado de los nazis, y con esa consigna partió hacia su primera misión en 1941 (Operación Rheinübung) y fue entonces que Oskar (como originalmente se lo conoció a Sam) se embarcó junto a 2.200 marineros.

Pero la grandeza predestinada no pudo ser, el “Bismarck” y sus 42.000 toneladas fueron hundidas por la flota aliada y de su tripulación se sabe que se salvaron 114 marineros, pero lo que dejó asombrados a los marinos británicos del HMS Cossack, fue ver al pequeño felino, aferrado a una madera, flotando pues en altamar.

Ante la prisión de sus antiguos compañeros, y teniendo poca idea de bandos, Oskar, el felino audaz, fue adoptado por los tripulantes ingleses.

Como la misión del HMS Cossack era custodiar las naves, Sam sirvió durante varios meses, pero aquellos buques y naves marinas eran objetivos fáciles dentro del agua y por eso la tragedia volvió a perseguirlo, o sea, al escoltar un convoy de Gibraltar al Reino Unido fueron severamente dañados por un torpedo pues fue disparado por un submarino alemán.

Los sobrevivientes, entre ellos el gato Sam, fueron rescatados por el destructor HMS Legion. 159 bajas produjo aquella catástrofe que, luego de intentos fallidos por salvar la nave, terminó pues con el lento hundimiento de la misma el 27 de octubre de 1941.

El intrépido e “insumergible” Sam junto a la tripulación fueron transferidos pues al portaaviones HMS Ark Royal, aquel gigante casualmente había participado en la destrucción del navío Bismarck, el primer hogar del felino.

Cuando los tripulantes lo reconocieron la noticia no tardó en expandirse y fue cuando se enteraron de lo sucedido y de su historia de guerra que los oficiales británicos cambiaron su nombre entonces a “Sam el insumergible’’, un mote apropiado para un gato que sobrevivió al hundimiento de dos buques de guerra y que, en una notable intención supersticiosa por cambiar su suerte, lo bautizaron luego con una nueva identidad.

Pero el destino no tenía otro propósito mejor que hacer más famosa su leyenda, pese a haber sobrevivido a varios accidentes y haber ganado la reputación de ser un “gato de la suerte” no lo sería así tanto el del nuevo barco en el que viajaba.

La existencia no se prolongaría mucho más, o sea, al retornar de Malta, el 14 de noviembre de 1941, el HMS Ark Royal también fue torpedeado, esta vez por un submarino U-81.

Como el hundimiento fue bastante lento solo tuvieron una pérdida, pero no sería el, Sam fue nuevamente encontrado aferrado a una tabla, flotando, con el resto de la tripulación y, quizás, fastidiado por vivir pues nuevamente una situación similar describieron al gato como “enojado pero bastante ileso”.

Luego de aquello fue nuevamente transferido al HMS Lightning y más tarde al mismo HMS Legion qué había rescatado la tripulación de Cossack, pero estuvo en ellos solo por un tiempo muy breve, ya que por esas particularidades del destino, aunque ya sin la figura de Sam, El Legion así sería a su vez hundido en 1942 y el Lightning en 1943.

El fin de la carrera en la armada de Sam “el Insumergible” fue más que justificada y quien lo adoptó pues primero y lo llevó a las oficinas fue el Gobernador Lord John V. Gort, en Gibraltar.

Una vez terminada la guerra fue licenciado y llevado al Reino Unido, donde pasó así el resto de sus días disfrutando sin las “responsabilidades” de la marina y descansando pacíficamente pues en un “hogar para marineros” en Belfast.

Sam falleció en 1955, quizás fue la clara e ilustre demostración de las famosas 9 o 7 vidas que entonces se le atribuyen a los gatos y hoy su retrato está inmortalizado en el Museo Marítimo Nacional de Greenwich.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/ni-de-un-bando-ni-del-otro-sam-el-insumergible-el-tripulante-que-paso-a-la-historia-por-salvarse-de-nid31082022/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *