Códice Washingtoniano

El coleccionista Charles L.Freer, en el año 1906 compró a un mercader árabe unos manuscritos que vendía.