Códice Washingtoniano

Códice Washingtoniano

El coleccionista de obras de arte e industrial estadounidense Charles L.Freer, en el año 1906 se encontraba en Guiza (Egipto), donde compró a un mercader árabe unos manuscritos que vendía.

El mercader dijo que procedían del monasterio Blanco cerca de Sohag y tras ello, Charles L. Freer, recibió de la compra un bulto de pergamino quebradizo muy estropeado y también tres pergaminos en mejores condiciones y pasado el tiempo este códice fue donado pues a la Galería Freer de Arte de la Institución Smithsoniana de Washington D. C..

Posteriormente se le llamó Códice Washingtoniano I de los Evangélios a una parte del hallazgo, o sea, que se le designó con la letra W, mientras a la otra parte del hallazgo se le llamó Códice Washingtoniano II de los Evangelios y se le denominó con la letra I.

Por tanto, según los estudios realizados y la opinión de los expertos resulta que es considerado como el cuarto códice más importante después del Sinaítico, Vaticano y Alejandrino.

Con respecto al pergamino quebradizo y estropeado, se comprobó que contenía las Cartas de Pablo, o sea, se encontraron 84 páginas y se estimó la edad del códice entre el siglo V o el siglo VI d. C.

Los siguientes tres pergaminos recogían: los libros de Josué, Deuteronomio y el Libro de los Salmos pues según la Septuaginta griega, y por otro lado contenía cuatro Evangelios en casi su totalidad con unas 187 páginas del siglo IV o siglo V d. C.

Las hojas del pergamino son muy finas de piel de carnero, se observan manchas de sebo, esto se debió al goteo de velas (se deduce que le daban mucho uso al códice).

El manuscrito está escrito en Unciales (mayúsculas) inclinadas griegas, apenas con puntuación en la cual podemos oobservar espacios pequeños entre las frases y la lectura del códice revela diferentes tipos de texto, o sea, se piensa que se copió de fragmentos que quedaron de diversos manuscritos.

El Códice Washingtoniano de los Evangelios, tiene plasmado o escrito en sus hojas muchos pasajes y notas referentes a la vida de Jesucristo y una nota de este códice dice:«Una cosa, sin embargo, es necesaria. Por su parte […]».

Se está refiriendo al texto de (Lucas 10:42) cuando Jesús le dice a Marta, hermana de María lo que tenía que hacer y el Códice Alejandríno también recoge de igual modo este pasaje.

La similitud indica que el Códice Washingtoniano, es un códice a tener en cuenta pues utiliza expresiones en pasajes que por otro lado y en comparación con los códices importantes muestra que está a la altura tanto con el Códice Sinaítico como con el Códice Vaticano; estos últimos el ‘Sinaítico’ y el ‘Vaticano’ el pasaje anteriormente citado lo vierten de la siguiente manera:

«Son pocas, sin embargo, las cosas que se necesitan, o solo una. Por su parte[…]».

Fuente: https://www.wikiwand.com/es/C%C3%B3dice_Washingtoniano

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *