La Radiestesia

La Radiestesia

La radiestesia se conoce también como zahorí, o sea, que consiste en una actividad del ámbito de la pseudociencia que percibe los estímulos electromagnéticos, eléctricos y radiaciones que todo cuerpo humano o animal desprende.

Teniendo en cuente esto, el profesional conocido como radiestesista puede detectar los cambios del electromagnetismo mediante el movimiento de instrumentos que emplea de forma manual.

El origen de esta práctica es de hace más de 4.000 años, o sea, que así cuando se descubrió, la población comenzó a utilizar la técnica para buscar aguas subterráneas, líneas ley, vetas de minerales, entre otras cosas.

Actualmente, esta disciplina ha avanzado y llega a utilizarse para identificar patologías en pacientes y dar con el mejor tratamiento.

La radiestesia se desarrolla a través de diferentes instrumentos y al utilizar estas herramientas, resulta que los radiestesistas pueden percibir ciertos estímulos.

Por ejemplo, se puede utilizar el péndulo para diagnosticar síntomas, una práctica que está relacionada con el campo de la acupuntura. Por otro lado, hay instrumentos y técnicas que permiten llegar a las zonas más beneficiosas a la hora de excavar pozos y otros de los objetivos de la radiestesia son:

  • Lograr medidas exactas.
  • Diagnosticar enfermedades.
  • Dar con zonas subterráneas de agua, minerales, recursos naturales, etc.
  • Ubicar la situación de puntos de radiación energética.
  • Adivinar números y combinaciones.

A lo largo de la historia y los avances en la sociedad, en distintas culturas se han utilizado muchos tipos de instrumentos de radiestesia para fomentar la percepción de la persona.

Esta variedad de instrumentos tienen la función de amplificar las radiaciones que tienen origen en las emociones, sentimientos, lugares, pensamientos o cuerpos y entre ellos destacamos:

Péndulo

Se considera un péndulo a cualquier cosa de pequeño tamaño que esté unida a la mano a través de un elemento flexible (suele ser una cadena o cuerda) y por tanto es uno de los objetos más conocidos en esta disciplina por su flexibilidad de uso.

Los péndulos pueden ser de distintos tamaños, formas, materiales, peso, etc. Para que su resultado sea eficaz, este objeto debe tener una pesa simétrica alrededor de su eje vertical y no debe ser demasiado largo en comparación a este.

Si se quiere usar, la cuerda o cadena tiene que sostenerse entre el dedo índice y pulgar y comenzar a moverse desde una posición neutral donde los movimientos son amplios, con giros (derecha o izquierda) y oscilaciones (horizontal, diagonal o vertical).

Varillas en ángulo

Denominadas también como varillas duales o de Rod están diseñadas con dos varillas de metal y del mismo tamaño con forma de L pues se emplean sujetando cada asa con la mano de forma paralela entre sí.

Las varillas en ángulo pueden ser de dos tipos:

  • Varillas de radiestesia en ángulo abierta (las puntas se separan y forman un ángulo igual o mayor a los 90º), cuando la energía fluye adecuadamente y la respuesta a la pregunta es afirmativa.
  • Varillas de radiestesia en ángulo cerrado (forman una “x”), si se percibe un bloqueo en la circulación de la energía o la respuesta es negativa.

Horquillas o varillas elásticas

Suelen ser varillas con forma de Y y están compuestas por ramas elásticas y emplean entonces materiales resistentes donde la función de estas horquillas o varillas elásticas está relacionada con la búsqueda de minerales y agua subterránea.

Pero además de ello, también tienenasí la capacidad de medir la energía que desprende una persona u objeto que está frente al radiestesista.

Radiestesia

Esta práctica se ha empleado desde hace miles de años para encontrar agua, aunque con el paso del tiempo se hayan descubierto otras funciones.

Para la búsqueda de agua, es usual usar la vara con forma de Y y para ello, se comienza a caminar en la zona donde se piensa que hay agua hasta que se perciba movimiento en las varillas.

Además de ello, poco a poco, son muchos los objetos que se han ido introduciendo en este campo para perfeccionar la técnica.

Aunque no haya bases científicas, la radiestesia sigue presente en nuestra sociedad y ha sobrevivido al paso del tiempo hasta incluirse en las terapias alternativas.

Existen diversas teorías que hablan sobre ello y numerosos casos exitosos a la hora de emplear pues esta técnica, o sea, geólogos y terapeutas alrededor del mundo estudian los instrumentos de la radiestesia y los integran a sus funciones.

En relación con ello, resulta también que se ha empleado pues este método en trabajos de prospección petrolera y ha conseguido resultados eficaces.

Fuente: https://institutodyn.com/radiestesista-funciones-instrumentos-aprender/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *