El caso Ovni de Trans-en-Provence

El caso Ovni de Trans-en-Provence

Fue un acontecimiento que tuvo lugar el 8 de enro de 1981, en el que un objeto volador no identificado dejó evidencias en las afueras de la comuna de Trans-en-Provence en el Departamento de Var (Francia) y según la revista Popular Mechanics descrito: «quizá sea el avistamiento más cuidadosamente y también el documentado de todos los tiempos».​

El caso comenzó a las 5 PM del 8 de enero de 1981, donde Renato Nicolaï, un granjero de 55 años, oyó un extraño sonido parecido a un silbato mientras realizaba trabajos agrícolas en su propiedad y tras ello vio un objeto en forma de platillo de aproximadamente 2,4 metros de diámetro a unos 46 metros sobre el terreno.

Según el testigo: «el aparato tenía la forma de dos platillos, uno sobre el otro. Debía de haber medido así aproximadamente 1,5 metros en altura y tenía un color gris. El objeto tenía una cresta alrededor de su circunferencia. Bajo el aparato vi dos clases de piezas cuando esta se elevaba. Podrían ser reactores o pies. Había también dos otros círculos que parecían ser trampillas. Los dos reactores, o pies, se extendían aproximadamente 20 centímetros bajo el cuerpo del objeto».

Nicolaï declaró que el objeto se posicionó en el aire, ubicándose por encima de unos árboles en el lado noreste de donde él estaba dejando marcas de quemadura en la tierra donde presuntamente se posó.​

Al día siguiente, por consejos de la mujer de su vecino, la señora Morin,​ Nicolaï dio entonces aviso del acontecimiento a la gendarmerie que procedieron a entrevistarlo, tomar fotos de la escena, recoger tierra y muestras de las plantas del campo para más tarde enviado al GEIPAN, o GEPAN encargado de realizar su revisión.

En el análisis realizado por GEPAN, indicaron que la tierra había sido comprimida de forma clara por una presión mecánica de aproximadamente 4 o 5 toneladas, y se le aplicó una temperatura de entre unos 300 y 600 °C.

En el material que tenían de muestra, se encontraron elementos de fosfato y zinc y el análisis de alfalfa así cerca del sitio de aterrizaje mostró niveles de chlorophyll de entre 30% y 50% más bajos de lo esperado.

Nicolaï inicialmente creyó que el objeto era un dispositivo militar experimental y ahora, como su granja está muy cercana a la base militar de Canjuers, hace que tal teoría sea para muchos la más verosímil.

Aun así, la investigación del GEPAN se centró en dar una explicación más convencional, como alguna causa natural atmosférica o del mismo terreno.

Se sabe, que la investigación realizada por el GEPAN se hizo conjuntamente con la gendarmerie y que duró dos años, o sea, que finalmente GEPAN nunca dio una explicación razonable y así según algunos ​ científicos franceses insisten que la investigación llevada a cabo por el GEPAN fue defectuosa, sobre todo en el estudio del rastro físico.​

El informe de la policía indicó que el rastro aparecido parecía hecho por el neumático de un automóvil pues esta explicación fue rechazada por el GEPAN debido a que solamente era la versión un único testigo.

El rastro físico que se tenía no es un círculo perfecto, o sea, se veían dos especies de semicírculos que se cruzaban uno sobre otro y la forma circular de la evidencia en el terreno no coincidía con la descripción del OVNI hecha por Nikolaï.

Además, en una entrevista para la televisión francesa, Nikolaï confirmó que en ese momento hubo varios vehículos pasando por la misma carretera cuando se produjo el avistamiento y más tarde, o sea, en 1988 el conocido ufólogo Jacques Vallée, revisó el caso, escribiendo un artículo sobre el mismo.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_de_Trans-en-Provence

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *