Leyenda de la Cadena de la Catedral de Murcia

Leyenda de la Cadena de la Catedral de Murcia

La Santa Iglesia Catedral de Santa María de Murcia, más conocida como la catedral de Murcia, además de contar con una arquitectura digna de admiración, entre sus muros se esconden numerosos secretos y uno de ellos, hace referencia a la cadena de piedra que rodea su fachada.

Según cuenta la leyenda de la cadena de la catedral de Murcia, allá por el año 1500, un mendigo, que se había enterado de que el marqués de los Vélez estaba construyendo una capilla, llegó pues a la ciudad de Murcia pidiendo asilo y comida, o sea, que a cambio, prometió esculpir en piedra la mayor cadena que se hubiera visto hasta el momento.

Extrañado por su propuesta, pero muy intrigado, el marqués de Los Vélez aceptó el trato pero entonces con la condición de que, si no cumplía el trato o éste no era de su agrado, le caería la pena de muerte

Tras siete años de laborioso trabajo, a finales de 1507, la cadena quedó terminada y el vagabundo se la presentó al marqués, o sea, todos quedaron asombrados con el trabajo del mendigo, que desde entonces empezaron a dirigirse a él como «El Cadenero».

Una vez finalizado el trabajo, el mendigo anunció su intención de marcharse de Murcia, a lo que entonces el marqués temeroso de que realizara otra cadena igual en otro lugar apresó al mendigo.

Además de encerrarlo en prisión, el marqués de Vélez obligó a que le sacaran los ojos, le cortaran luego la lengua y le cortaran las manos por miedo a que si escapaba pudiera realizar otra obra de arte como aquella, o sea, asegurándose así, a tener un obra de arte única en su capilla.

Fuente: https://mitos-y-leyendas.es/cadena-de-la-catedral-de-murcia/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *