Historia del pantano de Tibi

Historia del pantano de Tibi

Considerado como Bien de Interés Cultural (BIC), el pantano se encuentra situado a unos 30 kilómetros de la ciudad de Alicante, construido sobre el río Monnegre y entre los cerros de La Cresta y el Mos del Bou.

La idea de edificar un embalse en este punto estratégico entre los riscos del Mos Bou y La Cresta partió de un molinero, Pere Esquerdo, y de un cantero, Miguel Alcaraz, con el respaldo pues de los municipios, regantes y señores territoriales de la zona (como el conde de Villafranqueza) dentro de un proyecto que contó con la supervisión de los ingenieros del Rey Felipe II .

Esta magnífica obra de la arquitectura renacentista de uso civil del siglo XVI, fue diseñada por Juanelo en 1580, para abastecer de agua la huerta alicantina, pero el encargado de su finalización fue el arquitecto Giovanni Battista Antonelli, en 1594, todo ello durante el reinado de Felipe II.

Su construcción se enmarca en una época de auge de la agricultura comercial y con el incremento de la productividad de los cultivos, que provocaron profundos cambios de orden social, económico y también paisajístico de la zona, lo que requería un óptimo aprovechamiento de las aguas del río Monnegre. 

La primera piedra se colocó en 1580 y, tras paralizarse en varias ocasiones por falta de recursos, resulta el hecho de que la construcción se prolongó durante 14 años para finalmente elevarse a la suma de «58,23 libras, 17 sueldos y 4 dineros», según los documentos de la época.

El mismo rey quedó maravillado de la impresionante obra de ingeniería, en forma de pirámide invertida, construida en este lugar, con una mampostería interior de cal y canto y un revestimiento exterior de unos sillares de piedra tallada.

Con una altura media de unos 42 metros, la anchura del dique es de 9 metros en la base y 59 metros en la coronación, donde su espesor es de 33 metros en la base y de 20 metros en la parte superior.

A finales del siglo XVII, se produjo una ruptura en la estructura de la presa, la cual permaneció así en ese estado durante cuarenta años y no fue hasta 1736 cuando se llevaron a cabo las tareas de reparación, así siguiendo un plan diseñado por Pedro Moreau, y estas labores se culminaron en el año 1738.

Durante el proceso de restauración se aprovechó también para la construcción de una parte superior inclinada hacia la dirección del flujo del agua, con el propósito de facilitar el paso del agua en caso de una crecida.

En la cima de una de las colinas se halla la residencia del responsable de la presa, que en la actualidad se encuentra en desuso y que cuenta con una capilla, cuya entrada está adornada con un escudo real que data del año 1795, durante el reinado de Carlos IV.

Además, esta estructura se complementa con una red de canales que se extiende por toda la región de l’Alacantí, junto con varios embalses, sistemas de protección y puentes que cruzan el río principal y los canales de distribución.

Fuente: http://geoelx.blogspot.com/2008/02/pantano-de-tibi.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *