Los seis caminos hacia al oeste

Los seis caminos hacia al oeste

Durante el siglo XIX, millones de pioneros, nacidos en América e inmigrantes de otros países, resulta que
se mudaron a través del país hacia el oeste desde las trece colonias originales.

Estos pioneros valientes viajaron así hacia el oeste durante cinco o seis meses a lo largo de caminos por tierra como el camino de California, el camino del rio Gila, el camino Mormón, el camino Español Antiguo, el camino Oregón, y el camino Santa Fe, debido a diferentes razones.

El viaje era incómodo y exigente físicamente, era peligroso, y en la mayoría de los caminos la comida y el agua eran limitados.

Camino de California

Camino Real de California se refiere generalmente al camino de 966 kilómetros que conectaba así las 21 misiones españolas en California (anteriormente Alta California), junto con un conjunto de sub-misiones, cuatro presidios y tres pueblos, que se extienden en su extremo sur desde la Misión San Diego de Alcalá en el área de San Diego hasta el extremo norte del camino en la Misión San Francisco Solano en Sonoma, justo al norte de la bahía de San Francisco.

En los primeros tiempos de la colonia española, cualquier camino bajo la jurisdicción directa de la corona y sus virreyes era considerado como un camino real, o sea, ejemplos de tales caminos discurrían entre los principales asentamientos de toda España y sus colonias como la Nueva España.

La mayoría de los caminos reales tenían nombres aparte del camino real adjunto, así una vez que México obtuvo su independencia de España, ningún camino en México, incluyendo California, fue un camino real.

La ruta original comienza en Baja California Sur, México, en el sitio de la Misión Nuestra Señora de Loreto Conchó, en Loreto, (la primera misión establecida con éxito en Las Californias).

En época contemporánea, muchas calles de toda California que siguen o corren pues paralelas a esta ruta histórica todavía llevan el nombre de El Camino Real. Parte de la ruta original también ha sido mejorada y forma parte del sistema de autopistas de California. La ruta está señalizada en líneas generales por una serie de marcadores conmemorativos.

Camino del río Gila

El camino Sur del Emigrante, también conocido como el camino del Gila, el camino de Kearny y el camino de la etapa de Butterfield, fue desde la fiebre del oro de California, una importante ruta terrestre para la emigración hacia California desde el este de los Estados Unidos, que seguía entonces el camino de Santa Fe hasta Nuevo México.

A diferencia de las rutas más septentrionales, los carromatos de los pioneros podían viajar todo el año, ya que las montañas no quedaban bloqueadas por la nieve, aunque sin embargo, tenía la desventaja así del calor del verano y la falta de agua en las regiones del desierto a través de los que pasaba en el territorio de Nuevo México y el desierto de Colorado de California.

Posteriormente se convirtió en una ruta de viaje y comercio entre el este de Estados Unidos y California, o sea, muchas manadas de ganado vacuno y ovino fueron conducidas a lo largo de esta ruta, que luego fue seguida también por la línea de correo San Antonio-San Diego en 1857-1858, y más tarde por el Correo terrestre Butterfield en 1858-1861.

Camino Mormón

El Camino Mormón es la ruta de 1,300 millas (2,100 km) de largo desde Illinois a Utah que los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días recorrieron durante 3 meses y hoy en día, el Sendero Mormón es parte del Sistema Nacional de Senderos de los Estados Unidos, conocido como el Sendero Histórico Nacional de los Pioneros Mormones.

El Camino Mormón se extiende desde Nauvoo, Illinois, que fue el asentamiento principal de los Santos de los Últimos Días desde 1839 hasta 1846, hasta Salt Lake City, Utah, que fue colonizado pues por Brigham Young y sus seguidores a partir de 1847.

Desde Council Bluffs, Iowa hasta Fort Bridger en Wyoming, el sendero sigue la misma ruta que el sendero de Oregón y el sendero de California; estos senderos se conocen así colectivamente como el Sendero del Emigrante .

La carrera pionera de los mormones comenzó en 1846, cuando Young y sus seguidores fueron expulsados ​​de Nauvoo, o sea, después de irse, se propusieron establecer un nuevo hogar así para la iglesia en la Gran Cuenca y cruzaron Iowa. 

A lo largo de su camino, algunos fueron asignados para establecer asentamientos y plantar y cosechar así cultivos para los emigrantes posteriores y durante el invierno de 1846-1847, los emigrantes pasaron pues el invierno en Iowa, otros estados cercanos y el territorio no organizado que luego sería Nebraska, con el grupo más grande residiendo en Winter Quarters, Nebraska . 

Por tanto, en la primavera de 1847, Young dirigió la compañía de vanguardia al Valle del Lago Salado , que entonces estaba fuera de los límites de los Estados Unidos y luego se convirtió en Utah.

Durante los primeros años, los emigrantes eran en su mayoría antiguos ocupantes de Nauvoo que así seguían a Young a Utah y más tarde, los emigrantes incluyeron pues cada vez más conversos de las Islas Británicas y Europa.

El sendero se usó durante más de 20 años, hasta la finalización del Primer Ferrocarril Transcontinental en 1869, entre los emigrantes se encontraban los pioneros mormones de carros de mano de 1856–60 y dos de las compañías de carros de mano, dirigidas por James G. Willie y Edward Martin, sufrieron un desastre en el camino cuando partieron tarde y fueron atrapados por fuertes tormentas de nieve en Wyoming.

Bajo el liderazgo de José Smith, los Santos de los Últimos Días establecieron varias comunidades en los Estados Unidos entre 1830 y 1844, sobre todo en Kirtland, Ohio; Independencia, Misuri; y Nauvoo, en Illinois. 

Sin embargo, los santos fueron expulsados ​​de cada uno de ellos por turnos, debido a conflictos con otros colonos y esto incluyó las acciones del gobernador de Missouri, Lilburn Boggs, quien emitió así la Orden Ejecutiva de Missouri 44, que pedía el «exterminio» de todos los mormones en Missouri, o sea, los Santos de los Últimos Días finalmente se vieron obligados a abandonar Nauvoo en 1846.

Camino Español

El Camino Español o Camino de los Españoles, también Camino de los Tercios Españoles o el Corredor Sardo, fue una ruta terrestre creada en el reinado de Felipe II para conseguir así llevar dinero y tropas españolas a la guerra en los Países Bajos.

La ruta marítima se había vuelto muy difícil debido a la caída de gran parte de la costa de los Países Bajos en manos de los rebeldes y a la enemistad de Inglaterra y Francia, que dominaban el canal de la Mancha.

Por ello, el monarca español tuvo que buscar una ruta alternativa por tierra, o sea, se abrió un corredor militar desde Milán hasta Bruselas, pasando por territorios seguros que, o bien estaban bajo su poder, o bien bajo su influencia y que nominalmente pertenecían al Sacro Imperio o al Reino de Francia.

La ruta fue utilizada por primera vez en 1567 por el III duque de Alba de Tormes, Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, en su viaje a los Países Bajos Españoles, y el último ejército español en circular por él lo hizo en 1633, comandado por Fernando de Austria, que consiguió al año siguiente la victoria en la batalla de Nördlingen.

La ruta principal comenzaba en el Milanesado, después de cruzar los Alpes por el Ducado de Saboya y así pasaban el Franco Condado, Lorena, Luxemburgo, el Obispado de Lieja y el Ducado de Brabante hasta así llegar a Bruselas.

Una segunda ruta comenzó a usarse después de 1622 a causa de la alianza del duque de Saboya con Francia, o sea, partía de Milán y pasaba por los valles suizos de Engadina y Valtelina hasta el Tirol, luego bordeaba el sur de Alemania, cruzaba el río Rin en Alsacia y llegaba a los Países Bajos por Lorena.

La mayor parte del Ejército de Flandes se desplazó por el Camino Español, realizando una hazaña logística asombrosa para su tiempo y la ciudad belga de Arlon tiene una calle en las afueras, antigua carretera rural , que lleva el nombre «Chemin des Espagnols» por ser la carretera usada por el Ejército de Flandes en el Camino Español.

Camino de Oregón

La ruta de Oregón fue una de las principales rutas de migración por tierra de Norteamérica, que partía de varios lugares en el río Misuri y llegaba hasta el Territorio de Oregón.

Esta histórica ruta comenzó a ser explorada por comerciantes españoles a finales del siglo XVIII, cuando la Gran Luisiana pertenecía a la Corona de España. 

Manuel Lisa, uno de los primeros, comenzó a comerciar en el río Misuri yendo desde San Luis de Illinues (entonces una pequeña ciudad que luego será San Luis (Misuri)), hacia el Oeste y después de la compra de Luisiana (1803), los primeros en usar la ruta fueron, hacia 1820, los comerciantes de pieles, seguidos luego por misioneros, expediciones militares y algunos grupos de civiles a partir de la década de 1830.

A partir de 1841, y con la aparición de la doctrina del Destino Manifiesto (hacia 1845), comenzaron pues a recorrer la pista o ruta grupos y caravanas organizadas con cientos de colonos, ganaderos, agricultores, mineros y hombres de negocios que emigraban hacia el Pacífico Noroeste, cruzando el país recorriendo unos 3200 km.

Viajaron a lo largo de la ruta en caravanas, carretas, carros, reatas, a caballo, a pie, en balsa y en barco, para establecer nuevas granjas, vida y empresas en el Territorio de Oregón, un territorio que entonces así desde principios del siglo XIX estaba administrado conjuntamente por los EE.UU y Gran Bretaña. El uso de la ruta alcanzó el clímax con el descubrimiento de oro en California en 1848.

La mitad oriental de la ruta fue también usada por los viajeros de la ruta de California, la ruta Mormón y la ruta de Bozeman, que usaban en gran parte los mismos caminos antes de separarse y dirigirse a sus destinos.

Para completar el viaje en una temporada, la mayoría de los viajeros partían entre abril y junio, tan pronto como la hierba crecía lo suficiente para mantener a los animales y los caminos secos. Para hacer frente a las constantes necesidades de agua, pasto y leña para las fogatas, la ruta seguía varios ríos y arroyos a lo largo de la mitad del continente. Además, la red de caminos requirió un mínimo de obras viales para ser transitable por los carromatos.

Los cinco a seis meses de viaje permitían atravesar más de la mitad del continente y las caravanas, o sea, partiendo de Misuri, cruzaban las tierras de lo que más tarde serán cinco estados de los Estados Unidos : Kansas (1861), Nebraska (1867), Wyoming (1890), Idaho (1890) y Oregón (1859).

Además, algunos de los ramales de esta ruta se convirtieron en las principales arterias que alimentaron de colonos otros seis estados: Colorado, Utah, Nevada, California, Washington y Montana.

Cuando se terminó en 1869 el primer ferrocarril transcontinental, el uso de la ruta por los viajeros de gran distancia decayó rápidamente a medida que el tráfico ferroviario aumentaba, aunque siguió siendo usada para el transporte de grandes rebaños de ganado.

En 1883 el Ferrocarril del Pacífico Norte llegó a la ciudad Portland y desaparecieron definitivamente las razones para seguir la ruta, aunque algunos emigrantes continuaron utilizando la ruta hasta la década de 1890 y después se construyeron carreteras para servir a los viajeros que viajaban a las ciudades que así se habían ido estableciendo a lo largo de la ruta.

Finalmente, se construyeron modernas carreteras y vías férreas paralelas a largos tramos de la primitiva ruta de Oregón, o sea, la U.S. Highway 26, la Interestatal 84 (en Idaho y Oregón), y la Interestatal 80 (en Nebraska) siguen en gran parte el recorrido de la ruta de Oregón.

Camino de Santa Fe

El camino de Santa Fe fue una famosa ruta de transporte del siglo XIX que discurría así pues por el centro de América del Norte, conectando las ciudades de Independence y Santa Fe a lo largo de unos 1400 km de áridas praderas, desiertos y montañas.

La ruta fue abierta en 1821 por el comerciante William Becknell y se usó hasta la llegada del ferrocarril a Santa Fe, en 1880. Santa Fe estaba cerca del final del camino Real de Tierra Adentro que traía mercancía desde Ciudad de México.

Siguiendo en parte las huellas que más de dos siglos antes hiciera la expedición del conquistador español Francisco Vázquez de Coronado, el explorador francés Pedro Vial, súbdito al servicio de España, estableció la que sería luego la ruta del camino de Santa Fe viajando inicialmente desde Santa Fe del Yunque hasta San Luis de Illinues, es decir de oeste a este, enlazando las capitales españolas de Nuevo México y de la Alta Luisiana.

Esta ruta fue primero usada por los novohispanos y, después del Tratado Adams-Onís (1821) fue utilizada también por los estadounidenses. El primero de ellos fue William Becknell, que en 1821 condujo entonces una expedición comercial desde Franklin, donde residía, hasta Santa Fe.

El camino fue utilizado en 1846 como la ruta durante la invasión estadounidense de Nuevo México y tras la adquisición por los EE.UU. del Suroeste que puso fin a la guerra, la pista ayudó a abrir la región al gran desarrollo económico y a los asentamientos estadounidenses, jugando un papel vital en la expansión de los EE.UU. en las tierras que había adquirido, pues la ruta sirvió como ruta comercial y militar vital hasta la llegada del ferrocarril a Santa Fe en 1880.

La ruta cruzaba la Comanchería, el territorio de los comanches, que exigían una compensación por poder garantizar el pasaje por la pista, o sea, los comanches asaltaban a los viajeros estadounidenses lo largo del sendero, encontrando inaceptable tener que pagar una cuota por el paso hasta Santa Fe, y pronto, todos los comanches huyeron de la zona, abriendo la zona a los asentamientos estadounidenses.​

Fuente: https://theautry.org/sites/default/files/education/six_trails_west_for_grades_k-5_spanish.pdf

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *