Identificada una proteína esencial en la regulación de la obesidad

Identificada una proteína esencial en la regulación de la obesidad

La obesidad es una patología que afecta a más de mil millones de personas en el mundo y está entonces considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una prioridad en el ámbito de la salud pública.

Además, constituye un factor de riesgo para diferentes enfermedades, lo que supone limitaciones en la expectativa y calidad de vida de las personas afectadas. Identificar los factores moleculares implicados es esencial de cara al desarrollo de terapias que permitan su regulación y control.

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que la proteína Dido1 es clave en el desarrollo del tejido adiposo y tiene capacidad de prevenir así la obesidad incluso en situaciones de alimentación con dietas enriquecidas en grasas.

El trabajo, publicado en la revista PNAS, describe pues las funciones de Dido1 en el desarrollo del tejido adiposo, o sea, mediante la generación de ratones genéticamente modificados, los autores identifican la capacidad de este gen para prevenir la obesidad.

“El foco de nuestro laboratorio es el desarrollo de células madre. En los trabajos previos sobre la función de Dido1 habíamos observado pues que los ratones con mutaciones en el extremo amino terminal de la proteína presentaban un fenotipo diferencial: eran más delgados que los ratones silvestres”, aclara Thierry Fischer, investigador en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). “Por este motivo decidimos pues comprobar cuales eran las diferencias en su metabolismo”.

El tejido adiposo es el principal órgano de almacenamiento de grasa y desempeña un papel fundamental en la regulación del metabolismo sistémico y en las enfermedades relacionadas con la obesidad.

“Un tejido adiposo disfuncional puede inducir un exceso o una reducción de la grasa corporal (también llamada lipodistrofia). Identificamos que la delgadez de los ratones mutantes se debe a una disminución del tejido adiposo y baja presencia de lípidos en sangre, incluso cuando sus condiciones de alimentación incluyen una dieta rica en grasas”, explica Fischer.

Otra de las autoras del estudio, Gema Medina-Gómez, científica de la Universidad Rey Juan Carlos, pues comenta: “Cuando se realizan estudios del gasto energético e ingesta de los animales en jaulas así pues metabólicas, los ratones mutados tienen más dificultades para utilizar así los lípidos de la dieta de forma eficiente. Prefieren utilizar hidratos de carbono”.

Otro de los interesantes hallazgos para Guadalupe Sabio, actual investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) es que “la alteración de la grasa, además de provocar delgadez, así resulta en una ligera hipotermia en estos animales”.

Estos resultados, si bien se han obtenido en ratones experimentales, pueden además tener importantes implicaciones terapéuticas en patologías metabólicas. Este modelo difiere de otros modelos de ratones lipodistróficos previamente publicados y podría constituir un nuevo sistema para la investigación y del desarrollo de intervenciones terapéuticas dirigidas.

“El desarrollo de este modelo puede ser muy útil para entender mejor la regulación del almacenamiento y la distribución de la grasa», concluye María Ángeles García-López, investigadora del CNB-CSIC y primera autora.

Fuente: https://www.agenciasinc.es/Noticias/Identificada-una-proteina-esencial-en-la-regulacion-de-la-obesidad

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *