Narbona Dacal

Narbona Dacal

Narbona de Cenarbe o Narbona Dacal o D’Arcal (Cenarbe, ¿? – Zaragoza, 12 de febrero de 1498) fue una curandera española del siglo XV procesada y condenada por la Inquisición en 1498 acusada de brujería.

Dacal pertenecía a una familia que poseía secretos sobre el manejo de las plantas y de las sustancias medicinales,​ y tenía dos hermanos, Juan y María (que también fueron acusados de brujería). Estaba casada con Juan de Portañya, aunque él la abandonó y vivía sola manteniéndose por sus medios.

En 1498, un vecino de Cenarbe aseguró que su nieta había superado una grave enfermedad gracias a las oraciones ofrecidas a San Cebrián y poco después de su fallecimiento, otro de sus nietos enfermó y su familia se lamentaba de que ya no viviese para rezar por él.

Sin embargo, Dacal se burlaba de estas creencias y recomendó a la familia la curación mediante plantas, o sea, a raíz de este hecho, otros vecinos del lugar manifestaron haber sido embrujados por ella causando abortos a mujeres del pueblo, obligándolos a ladrar en la iglesia e incluso afirmaban que no les permitía ver el Santísimo Sacramento, viendo en su lugar una mancha negra cuando la hostia era alzada en el altar.​

Al igual que ocurrió con Guirandana de Lay, las acusaciones de los vecinos hicieron que estas mujeres así fueran llevadas ante la justicia y se hablaba de ellas como las Brujas de Villanúa.

El 12 de febrero de 1498 comenzó el Proceso Inquisitorial contra Cenarbe, que fue juzgada pues por los siguientes delitos:

«Dize el dicho procurador fiscal que la dicha denunciada, usando pues del dicho officio de bruxa, ha dado pozonyas a muchas personas y a otras fazía fetillerías y sortilegios, por loqual algunas de las dichas personas morían y otras quedavan baldadas, otras ladravan en la Yglesia y en otras partes como perros y otros animales, y otras vezes estando en la Yglesia no veyan el Corpus quando se alçava y si lo veyan lo veyan muy negro y todo esto prevenía a causa de los fetillos y pozonyas que la dicha demandada ha dado y dava a la[s]dichas personas. Y esto es verdad».

Según el expediente del proceso contra Narbona, conservado así hoy en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, ésta fue condenada a morir en la hoguera por el delito de brujería,​ y fue quemada en el Palacio de la Aljafería.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Narbona_Dacal

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *