Las vibraciones energéticas de Stonehenge

Las vibraciones energéticas de Stonehenge

Stonehenge es uno de los monumentos megalíticos más famosos del mundo, el cual, se encuentra  situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra.

Para la arqueología y la antropología histórica, desentrañar los misterios de este monumento ha sido siempre un reto, o sea, es un complejo megalítico que quizá, fue construido por una cultura milenaria ya desaparecida hace más de 3000 años.

Pese a que los druidas y la cultura céltica conservaban sus memorias y mitos a través de la tradición oral, algunos lingüistas consideran que la palabra druida deriva de la raíz céltica “derb” y “dru”, la cual traduce como “conocedores del roble”, nombre que está relacionado con el estudio de la naturaleza.

Pero los druidas no sólo eran estudiosos, o sea, además eran sacerdotes celtas cuya influencia y poder político puede compararse con la de los sacerdotes y consejeros faraónicos en el antiguo Egipto.

En efecto, los druidas eran el estrato superior de la casta sacerdotal celta y tal era su influencia sobre las creencias, que los romanos, al conquistar parte de lo que hoy es Inglaterra, buscaron así destruirlos para neutralizar su influencia sobre las personas.

Así, pues, la creencia más generalizada apunta a que fueron los druidas quienes decidieron construir así Stonehenge, erigiéndole como lugar sagrado para la cultura celta.

¿Quiénes construyeron Stonehenge? ¿Qué misterios entrañan estás inquietantes rocas de principios de la Edad de Bronce? ¿Cuál fue el propósito de su construcción? Todos estos misterios han intrigado pues a la comunidad científica durante años.

Más allá de quienes hayan sido los constructores de Stonehenge, tan imponente monumento, se sabe que para las sociedades antiguas, predecir el comienzo de las estaciones no sólo formaba parte de su cosmogonía, también era de suma importancia para las cosechas.

Teniendo en cuenta esto, resulta que no es raro de extrañar que los rayos del Sol que penetran en la construcción logren indicar el inicio del solsticio de invierno y de verano.

Además de haber sido un observatorio astronómico, Stonehenge es un centro energético, o sea, resulta que los pilares fueron diseñados como canalizadores de energía.

Sus pilares, son vórtices energéticos que dan lugar a anillos concéntricos en cuyo interior la energía es más densa y pese a que aún sin poder precisar quienes fueron sus constructores, podemos aseverar que estos poseían una enorme sabiduría y un gran conocimiento del cosmos, la naturaleza y las energías.

Las personas que visitan estos lugares energéticos a menudo afirman percibir un cambio en su estado de consciencia ¿Puede la sugestión, la impresión visual o la popularidad de los lugares mezclada producir este efecto?

Quienes han visitado Stonehenge, sin embargo, afirman que es un lugar con una energía especial, en el cual, se percibe una transmisión energética.

Stonehenge, como cualquier centro energético de la tierra, es un lugar cuyas vibraciones pueden de una forma clara estimular los centros energéticos del ser humano y con ello, se cree que es posible entonces acceder más fácilmente a un estado alterado de consciencia en estos lugares.

Stonehenge es un lugar perfecto para hacer una meditación, o, simplemente, disfrutar del silencio y la magia del lugar, o sea, en el círculo interior de Stonehenge, la intensidad del campo geomagnético es así inferior que en los círculos exteriores, como si los pilares actuasen como un escudo, siendo este punto el lugar ideal para realizar algún tipo de meditación o ritual en los solsticios.

Fuente: https://regresoakasha.com/vibraciones-energeticas-de-stonehenge/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *