Los leones de la Metro Goldwyn Mayer

Los leones de la Metro Goldwyn Mayer

Desde sus inicios, el sello distintivo de este poderoso estudio cinematográfico ha sido su icónico león, o sea, la historia de los leones que han rugido para la Metro Goldwyn Mayer comienza en 1924 hasta hoy en día.

En 1924, el visionario Marcus Loew adquirió Metro Pictures (1915), Mayer Pictures (1918) y también el de Goldwyn Pictures (1917), y las fusionó para crear la famosa Metro-Goldwyn-Mayer.

En ese entonces el logo de este recién creado estudio de producción y distribución fue entonces llevado a cabo por su director de publicidad, Howard Dietz que ya había creado antes para Goldwyn Pictures, y que estaba inspirado en el león mascota de su Universidad de Columbia, para que sirviera como la imagen del nuevo estudio.

Además, no pasó mucho tiempo antes de que el majestuoso rugido del león resonara en el logo, que así estaba inspirado también por la canción «Roar, Lion, Roar» de la misma universidad.

Envolviendo al león, el logo entero lo completa una cinta cinematográfica de 35 mm de celuloide, con sus características perforaciones, que lleva inscrito el lema del estudio: «Ars Gratia Artis» y que se traduce así como “El arte por el amor al arte”.

Cuando este innovador logo, con su impactante león, se vio por primera vez, deslumbró al público de la época y desde su creación en 1924, se dice que hasta once leones han rugido en nombre de MGM donde destacan cinco que han dejado una huella imborrable.

Slats (1924-1928)

Slats, entrenado por Volney Philfer, conocido pues como uno de los mejores adiestradores de animales en Hollywood, fue el primer león que representó a la Metro Goldwyn Mayer.

Su rugido nunca se escuchó, pues el sonido aún no había llegado al cine y a pesar de ello, al parecer, Slats acudía a los estrenos de las películas como cualquier otro actor en su propio coche y sus cuidadores pues repartían «autógrafos» de su parte en los que ponía: «Rugientemente suyo, Leo».

Jackie (1928-1955)

Pasados 4 años, Jackie, proveniente de Sudán y entrenado por Mel Koontz, fue el primer león en grabar su voz en un gramófono y sorprender a los espectadores con su rugido y parece ser que fue el propio Louis B. Mayer quien se encargó de la grabación.

Jackie dominó la pantalla de la MGM durante casi tres décadas, o sea, que desde 1928 a 1956 apareció en todas las películas y dibujos de la Metro Goldwyn Mayer en blanco y negro y también en la versión sepia de los créditos iniciales de El Mago de Oz (1939).

Además, parece ser que Jackie extendió su carrera de actor con apariciones en cientos de películas, como las de Tarzán, y en algún que otro stand publicitario, por ejemplo acompañado de Greta Garbo.

Tanner (1934-1956)

Durante el resplandor del Hollywood dorado, Tanner se destacó como el primer león en deslumbrar con su abundante melena en vibrante Technicolor.

También entrenado por Mel Koontz, durante su presencia, que se extendió un total de 22 años, alternó sus apariciones (siempre en color) con las de Jackie (usado para películas en blanco y negro), pues con ello su carrera cinematográfica fue brillante y también apareció en innumerables películas.

George (1956-1958)

Fue el cuarto león oficial, y solo trabajó un par de años (1956 a 1958) y existen dos versiones de este logo, una con el rugido del león a la derecha de la pantalla y a continuación rugiendo hacia la cámara.

Existe también una variante de este logo en color azul con unas alas de águila en la parte de abajo del círculo y la imagen de George fue utilizada en conjunto con la imagen actual, pues lo curioso de todo ello es que aunque su nombre era George, mucha gente se refiere a él también como «Bob» o «Jackie II».

Leo (1958-presente)

Leo, con sus 65 años al frente del logo (1957 hasta el día de hoy), se ha convertido así pues en la cara más reconocida de la MGM, o sea, durante estos años, el logo pasó a tener su ahora habitual color dorado.

Además, en los 80, el rugido del logo fue remasterizado y añadieron rugidos de tigre en el audio, o sea, según el productor Mark Mangini, se necesitaban unos rugidos más poderosos y mayestáticos que los leones no hacen de forma natural.

Nacido en Dublín y entrenado por Ralph Helfer, quien lo trató con amor y respeto, su cara ha sido la que por más tiempo ha aparecido en nuestras pantallas. Y, aunque todos los leones usados por la MGM siempre han conocidos colectivamente como Leo el León, solo a él se le otorgó formalmente el nombre de Leo.

Fuente: https://hanaringo.com/los-leones-de-la-metro-goldwyn-mayer-uno-de-los-logos-mas-emblematicos-del-hollywood/

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *