La casa del Miedo, en Jaén

La casa del Miedo, en Jaén

Es una casa normal, nada haría indicar que este inmueble ubicado en la Plaza de San Bartolomé, frente a la iglesia del barrio, pudiera ser una casa encantada.

Quizás en la actualidad no sea más que un recuerdo de la época que vivió y en la que se decía que en su interior habitaban fantasmas.

La historia del edificio se encuentra fuertemente vinculada a la de un arquitecto que se trasladó allí a vivir junto a su familia al edificio y pronto la vida les golpeó cuando muere su hijo de 4 años en Madrid, o sea, la casa se volvió mortecina, enlutada, pero pronto nacería un nuevo hijo llamado Francisco de Asís.

La tragedia se vuelve a cebar con la familia cuando la criada jugaba con el bebé y este se resbaló de sus manos cayendo por la ventana y muriendo en el acto. Todos quedaron destrozados, no entendía cómo podía haber sucedido y la vida volvía a jugarles esa mala pasada.

Ni el arquitecto ni su esposa levantarían cabeza, pues así unos años después morirían ambos con pocos meses de diferencia ya que la pena los fue consumiendo.

Así, en aquel edificio, tanta tristeza, tanta pena quedó contenida esperando manifestarse y no eran pocos los vecinos del inmueble que decían sentir «ruidos extraños» en su interior.

Comenzó a tomar justa fama de edificio encantado, de «Casa del Miedo», pues permaneció cerrada hasta que nuevos inquilinos volvieron a habitarla y una nueva muerte se produjo en su interior, o sea, era como si aquel que habitase aquella casa estuviera condenado a enfrentarse a la parca.

Fue el Conde del Águila quién decidió instalar allí el departamento de Catastro de Rústicas y cuando los empleados municipales comenzaron a vivir lo imposible en sus propias carnes: expedientes que resulta cambiaban de lugar, sillas que se movían solas, luces que se apagaban o encendían a voluntad de nadie, voces, extrañas presencias… Tanto que las oficinas, casualidad o no, se volvieron a trasladar y el inmueble a quedar desocupado.

En el año 1990 se realizó una remodelación del edificio quedando en su estado actual y desde entonces los fenómenos parecen haber desaparecido, de momento «la Casa del Miedo» no asusta a nadie más aunque, ¿quién sabe?, tal vez el próximo inquilino puede ser la siguiente víctima de su maldición.

Fuente: http://eldesvandejulio.blogspot.com/2012/10/la-casa-del-miedo-en-jaen.html

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *